BLOG


Ya conocemos de buena mano, que el uso y el conocimiento del marketing para empezar con nuestro negocio, es una de las claves fundamentales, para crear una estrategia a largo plazo.

En el mundo de los negocios “Ser diferente” viene siendo fundamental. Buscar un nicho de posicionamiento y lograr ubicarnos en la mente de los consumidores marcando esta diferenciación, es clave. Ya que a la hora de la compra, valores como el precio o la calidad, ya no son suficientes.

Son muchos los autores que han escrito sobre esto, considerando esta premisa como una nueva religión para el mundo de los negocios. De hecho podemos encontrar un libro con ese mismo nombre, Diferenciarse o morir de los autores Jack Trout, Steve Rivkin y Raúl Pereda. 

En resumidas cuentas, podemos decir que debemos ser cuidadosos a la hora de emprender un negocio, y evaluar con cuidado que es lo que vamos a comunicar y cómo. 

La calidad y la orientación al cliente ya no son diferenciadoras

Ser diferente pero que a los clientes no les interese esta diferencia ya no sirve de nada. La diferencia debe de ser una ventaja para tus clientes y que ellos obtengan un beneficio. Ahora la calidad y la orientación al cliente son cosas que todo el mundo espera, que se dan por hecho y ya no nos sirven como una ventaja competitiva.

Cuando ya tenemos todo lo anterior: por un lado la calidad y por otro, conocemos muy bien a nuestros clientes. Pasamos a un segundo nivel en el que los clientes esperan que los sorprendan, que superes sus expectativas. Y es aquí donde puede entrar en juego el interiorismo comercial. 


diferenciarse o morir

La guerra del precio

Entrar en batallas por precio, no es buen camino para nadie. Reducir los márgenes de beneficio, al final acaba siendo un suicidio económico. De esta manera podemos volver al principio, la diferenciación va a ser la única razón por la que estaremos dispuestos a pagar más por un producto.

Cómo conseguir esta diferenciación

  1.  Analizando a nuestra competencia, debemos de saber que ofrecen a los clientes, cuáles son sus fortalezas y cuáles son sus debilidades.
  2. Debemos de encontrar cual va a ser nuestra diferencia. Aquí debemos de usar el sentido común, debemos de ser competitivos pero pensar en que beneficios del cliente podemos cubrir que no ofrece la competencia.
  3. Tener credibilidad, las recomendaciones los mejores prescriptores de tu negocio van  a ser tus clientes, es muy importante en la era de la digitalización tener en cuenta este punto. Los clientes pueden opinar sobre nuestros productos, si el producto es bueno, los clientes lo van a contar a través de referencias y recomendaciones. Así construimos credenciales sobre nuestra marca y producto que van a ser una de las bases de la perdurabilidad de nuestro negocio.
  4. Comunica 360º, ¿Esto qué significa? Que la comunicación debe de ser global y coherente y que absolutamente todo comunica. La marca, la publicidad, los envoltorios y embalajes, así como el mobiliario de tu comercio deben de seguir una misma línea, comunicar los mismos aspectos. Esto se consigue a través del mobiliario, con la elección de los materiales, los acabados y las formas y disposición de los elementos.

No dejes nada al azar

Crear espacios comerciales rentables no es una tarea sencilla, es por esto que contar con un equipo profesional en la materia se hace necesario. Así, te ayudaremos y asesoraremos en todo momento para crear espacios comerciales rentables y adaptados a las necesidades de tu negocio. Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto, o llamándonos directamente a nuestro teléfono: 965 50 79 17; estaremos encantados de poder ayudarte.

PRESUPUESTOS
SIN COMPROMISO

96 550 79 17
Descargar Catálogo
Descargar Catálogo
Recíbelo gratis en tu email