BLOG

Cruzar las puertas de una perfumería siempre nos transporta a un mundo de fragancias en el que el mobiliario comercial escogido ayuda a crear una atmósfera única. Hoy os queremos mostrar el trabajo realizado por Jimar en la Perfumería Elisa de Teulada, donde la elegancia y la funcionalidad se unen para proporcionar a sus clientes una experiencia sensorial desde que entran en el comercio.

En este proyecto se ha apostado por crear un espacio diáfano, sencillo y práctico donde la exposición de los productos sea la protagonista y el peso del diseño comercial recaiga sobre el mostrador y el recibidor de la entrada. Un aspecto funcional con la combinación de una gama de grises y fucsia que contrastan con el blanco de las paredes y las baldosas de cerámica decoradas del suelo que rompen la monotonía de las formas.

Organización y funcionalidad

Toda la pared lateral de la entrada se ha decorado con uno de los elementos que es tendencia en las últimas temporadas, el palet. En este caso se ha apostado por una madera oscura con unos magníficos acabados para seguir con la línea elegante de la tienda y armonizar con el resto de estructuras de las estanterías metálicas que cubren la mayor parte de las paredes. La colocación de paneles de estanterías permite optimizar el espacio y el posicionamiento de los productos convirtiendo la tienda en un espacio comercial cómodo y práctico para los clientes.

A su vez, las estanterías están compuestas por una combinación de materiales metálicos y cristales que aportan una sensación de flotabilidad al ambiente. La simplicidad de las líneas rectas enmarcan con distinción a los productos que ocupan este puesto noble.

Otro elemento para destacar los géneros más llamativos que se ofrecen al público es la apuesta por las mesas que combinan elementos metálicos y melamínas en colores neutros y que conforman un lugar privilegiado para exponer a los clientes los productos más atrayentes.

El branding desde el mostrador

Pero, sin duda, la parte estrella del diseño comercial la conforma el mostrador metálico con un estilo romántico acorde a la esencia de la tienda. Una pieza clave en la distribución del negocio y que debe dejar un recuerdo imborrable en la mente de los clientes. Mientras que también su composición con múltiples estantes y cajoneras permite la organización de todos los soportes profesionales necesarios perfeccionando el espacio sin desencajar en la armonía visual. Además, la incorporación del nombre en el frontal del mismo constituye un símbolo de reconocimiento de la marca inconfundible dotándolo de personalidad propia y eje principal del comercio.

¿Ya estás pensando en dar un nuevo aire a tu negocio? ¡No te lo pienses y sorprende a tus clientes con un diseño comercial de la mano de Jimar!

Descargar Catálogo
Descargar Catálogo
Recíbelo gratis en tu email